martes, 20 de marzo de 2012

Ataque de gas sarín en Tokio, 1995 (1)

Hola a todos,

¿Quienes de vosotros sabíais que en Tokio, el 20 de marzo de 1995, hubo un ataque terrorista en los metros de la metrópolis? Es un ataque que está prácticamente desaparecido y del que sólo se oye hablar en contadas ocasiones durante el aniversario de la tragedia.

Antes de comenzar a hablar sobre lo que ocurrió, voy a haceros una introducción.

  • Gas sarín

El gas sarín (cuya fórmula química es (CH3)2CHO]CH3P(O)F) es un compuesto químico artificial creado en Alemania en 1938 como pesticida, incoloro e insípido, que fue también usado como arma tóxica. Se parece mucho a los pesticidas, pese a que este gas afecta directamente al sistema nervioso y sobreestimula los músculos y los órganos vitales. A partir del 3 de abril de 1991, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas declaró el gas sarín arma de destrucción masiva, y desde entonces su producción y almacenamiento está prohibido.
Varios expertos han afirmado que el gas sarín es 500 veces más tóxico que el cianuro, una gota del tamaño de la punta de un alfiler es capaz de matar a un adulto. Si la víctima entra en contacto directo con sarín (sea por inhalación o absorción de la piel a través de la ropa o por contacto directo) y no se le administra el antídoto (atropina o pralidoxima) en el plazo de un minuto el resultado suele ser la muerte. Los síntomas de envenenamiento incluyen mucosidad, opresión en el pecho y contracción de las pupilas; y, según la gravedad, podrían producirse náuseas o vómitos, pérdida del control de las evacuaciones, convulsiones y espasmos, seguidos por el coma y, finalmente, la muerte.
El gas sarín usado por la secta Aum Shinrikyo no fue tan letal como hubiera podido serlo en su estado puro, por lo que el número de víctimas fue (afortunadamente) mucho más bajo del que podría haber sido.

  • Secta Aum Shinrikyo


Shoko Asahara (nombre real: Chizuo Matsumoto) fundó la secta Aum Shinrikyo en 1984, y se basaba en las enseñanzas budistas con una fuerte influencia cristiana y las profecías de nostradamus para llegar a sus seguidores a través de grupos de yoga y meditación. Asahara incluso publicó un libro donde se denominaba a sí mismo "Cristo" y el "salvador del mundo", y predijo la fin del mundo (el armagedón) después de una Tercera Guerra Mundial contra los Estados Unidos y demás religiones. Afirmaba que únicamente sus seguidores, que gozaban de una fuerte energía espiritual, serían capaces de salvarse, ya que él los expiaría de sus pecados.
En 1990, Asahara y 24 seguidores más se presentaron en las elecciones generales en la Cámara de Representantes de Japón bajo el nombre de Shinri-tō, pero ni uno solo fue elegido.
Tenían varias instalaciones, entre ellas una muy cerca del Mt. Fuji, en Kamikuishiki, su base central, donde llevaban a cabo sus actividades ilegales a manos de los mano derecha de Asahara. Los "ministros" (después de su fallida en las elecciones generales, Asahara redistribuyó y renombró su organización, y bautizó a sus departamentos como ministerios) convivían con los demás creyentes, muchos de los cuales ignoraban lo que ocurría realmente.
El principal atractivo que parece ser que sentían los partícipes de esta secta era el carácter carismático de Asahara, y describen la capacidad del guru de aterrorizar a las personas pese a su actitud afable. Se decía que los preferidos del líder eran los hombres inteligentes y las mujeres atractivas, y se sabe que coaccionó a varias de sus seguidoras para mantener relaciones sexuales con él. Los participantes solían ser personas que se sentían desconectadas o distanciadas "del mundo", y varios entrevistados por Murakami Haruki admitían haber encontrado en Aum Shinrikyo la paz que anhelaban. Según sus afirmaciones, preferían seguir las órdenes de Asahara y donar todas sus posesiones y su sentido del ego para que éste los guiara. Incluso después del ataque en el metro de Tokio, pese a que muchos condenan y desprecia ese movimiento y en lo que se ha convertido Aum, dicen no arrepentirse de haber intentado buscar una paz interior y se alegraban de haber podido vivir una pequeña utopía personal. Aum no es malvado, dicen, Asahara lo es.

  • Crímenes llevados a cabo por Aum

En Octubre de 1898, Aum tuvo que enfrentarse a Tsutsumi Sakamoto, un abogado anti-cultos que, de haber ganado el caso, hubiera arruinado a la secta. Sakamoto hizo una entrevista con la televisión japonesa, que mostró el resultado final a la secta sin el consentimiento de Sakamoto. Un mes más tarde, el 4 de noviembre, el abogado y su familia (su esposa Sakamoto Satoko y su hijo de 14 meses Tatsuhiko) fueron brutalmente asesinados. No fue hasta 1995, cuando la secta admitió haber cometido los crímenes durante los juicios, que se pudo encontrar los cuerpos. La causa de este asesinato se desconocen, pero se teoriza que era la forma de Aum de disuadir a más abogados de interferir en sus actividades.
También hubieron intentos de asesinatos, entre los cuales destaca el famoso Kobayashi Yoshinori, un manga-ka cuyas críticas políticosociales molestaron a Aum.
La noche del 27 de junio de 1994, Aum llevó a cabo su primer ataque terrorista en la ciudad de Matsumoto, Nagano, donde murieron 8 personas y más de 200 fueron heridos. Desgraciadamente, la policía malinterpretó las pruebas y acusó falsamente a Yoshiyuki Kouno por tener una gran cantidad de pesticida en casa, cuya mujer fue una víctima y acabó en coma (murió en su coma en el 2008). Dichas falsas acusaciones le dieron el nombre del "Hombre del Gas" y recibió amenazas de muerte y mucha presión social. Después del ataque de Tokio, la policía se disculpó públicamente ante Kouno.
Un mes antes al ataque de gas, Aum secuestró a Kiyoshi Karina, el hermano mayor de una partícipe de Aum que se escapó. Lo llevaron a Kimikuishiki, donde lo asesinaron cruelmente y tiraron su cuerpo en el Lago de Kawaguchi. Se sabe que fue Aum porque Karina había estado recibiendo amenazas por teléfono preguntado por el paradero de su hermana y, poco antes de su desaparición, dejó escrito en una nota que "si desaparezco, es que Aum Shinrikyo me ha secuestrado".
El 5 de mayo, en la estación de Shinjuku, la más concurrida de Tokio por las mañanas en hora punta, se encontró una bolsa de papel en llamas. Se extinguió de inmediato, y se descubrió lo que contenía: ácido cianhídico. De no haberse apagado, el gas hubiera entrado en el sistema de ventilación y hubiera podido matar a unos 20 mil pasajeros.

1 comentario:

@Albertblo dijo...

El atentado con gas sarín contra el Metro de la capital hubiera sido mucho peor. Al parecer algún comando se arrepintió y otros estuvieron demasiado nerviosos a la hora de "proceder" a esparcir el gas. Tenían que arrojar dentro de los trenes unas bolsas con el líquido envueltas en papel de diario y pincharlas con unos paraguas. A simple vista facilísimo. Hubiera podido ser mucho peor y creo que el mensaje hacia el gobierno de Japón estaba claro en el momento que atacan en la estación de Kasumigaseki.