miércoles, 25 de marzo de 2009

Mis amigos son mi vida

Ahora mismo, por motivos que algunos sabréis y otros me lo podéis preguntar, pero me reservaré el derecho de responder, son únicamente mis amigos el motivo de mi vida. Y sí, te incluyo a ti, porque sigues siendo mi mejor amigo.

No me toméis a mal, quiero mucho a mi familia, pero... bueno, siempre hay peros, ¿verdad?

Mis amigos son mi vida. Como dijo Alex Ubago en su momento:

Y te agradezco hacerme ver lo que es querer,
dejarme ser quien quiero ser
y darle sentido a esta vida.

Si lloras, lloro, si ríes, río, a donde vayas yo te sigo.

Si necesitas de mi ayuda, sin dudar te la daré,
todo cuanto soy, he sido y seré, yo te lo doy.

(Hay que ver, Alex Ubago)

No quiero veros sufrir, no quiero veros mal.

A algunos de vosotros quiero deciros: dejad de haceros daño entre vosotros; me rompéis.
A algunos de vosotros quiero deciros: dejad de no decirme nada con la excusa de protegerme; me matáis.
A algunos de vosotros quiero deciros: dejar de dedicarme sonrisas forzadas; me destrozáis.

Quiero veros llorar tanto como quiero veros reír, quiero reír con vosotros tanto como quiero llorar con vosotros.

Os quiero, en lo bueno y en lo malo.

martes, 17 de marzo de 2009

Gimme 48 hours and you'll live a different life altogether

Estoy en medio de lo que serán mis 48 horas más surrealistas desde que he llegado a Japón, tanto que ni siquiera sé cómo organizar esta entrada en el blog.

Los que me hayáis leído desde un "principio" sabréis que esta es ya segunda vez que me mudo desde que he venido a Japón (sin contar el traslado de España a Warabi), y puedo asegurar que mudarse es una experiencia "inolvidable" y tan pesada y horrible como enriquecedora.

¿Mis "casas" hasta el momento?

Warabi:
Convivía con dos compañeras de la UAB, una de ellas compañera de clase. Por motivos que los que lo sabemos lo sabemos, y los que no pues podéis preguntarme y me reservo el derecho de contestar; nuestra relación se atrofió tanto que apestaba a mierda (estoy de un humor cínico hoy, y creo que el leer a Alison a primera hora me afecta... ¡¡cómo eres!!).
La casa era grande, no tan mal comunicada y el largo trayecto en tren hasta la uni no me cansaba. Tenía una habitación que me encantaba, una washitsu (habitación al estilo japonés, con tatami y "persianas" de papel de esas que siempre salen en la tele), en la que me sentía muy cómoda. Adoro esa habitación, pero en cambio puedo afirmar que odio el resto de la casa y no descartaría el decirles adiós para siempre a mis compañeras sin una sola lágrima.

Hiroo:
La casa es enorme, tengo una casa para mí sola. Una habitación grande con una cama doble y un armario enorme, un escritorio ancho donde puedo colocar mis libros y cómics. Una cocina cómoda (pese a que me vengan a visitar de vez en cuando personajes no bienvenidos) y un comedor con tanto espacio que no sé qué hacer con él. La casa es fantástica, una casa preciosa; pero desgraciadamente es una "house", no una "home" para mí y nunca lo ha sido pese a todos mis esfuerzos (aquí es cuando entra alguien y me pregunta la diferencia entre ambas palabras en inglés y me tiro de un puente) (sí, definitivamente, no voy a volver a leerte por las mañanas, Ali, me transformas xD).
Eso y que estaba sujeta a la familia, que es muy amable, muy buena, pero esperan cosas de mí y me tiran obstáculos a la cara de golpe con tanta brusquedad que buscar arreglos se convierte en un juego de locos. El otro día me dijeron que sus amigos (que se quedan en esta casa, como habíamos acordado previamente) no venían después del 20, sino el 18 (y el 19 se va mi madre), por lo que aquí estábamos ambas buscando un hotel (porque mi madre es exigente si no caprichosa) y haciendo arreglos de última hora. Ah, y no olvidemos el día que me dijeron con una gran sonrisa justo cuando me iba a ir a buscarle medicamentos para el pobre Miki que se mudaban y que me buscara una casa.

En serio, fue un milagro que Rakel también estuviera buscando piso.

Ahora,

Tsurukawa:
Esta bastante lejos pero no más que Warabi (sólo que no para el norte, sino el oeste de Tokyo). Vivié con ella, por lo que no estaré sola, pero creo que a veces me conviene, porque estar demasiado tiempo sola no me conviene...
La casa es bastante grande para ser Tokyo (36m2), tiene un cuarto separado para el váter y otro para el baño/ducha, una cocina y en otra habitación (por si me encuentro con otro enemigo y tengo que huir, ¡¡hay una puerta!!) nuestro dormitorio con sofá y una mesita baja.
Tengo muchas esperanzas puestas en esta nueva casa y esta nueva experiencia/convivencia. No soy una optimista descerebrada, sé que van a haber dificultades, pero ya de antemano hemos hablado y acordado ser cordiales y no olvidar que somos amigas, que tenemos que hablarnos.
Es para mí una nueva aventura.

Ah, que por cierto, la búsqueda del piso este tiene historia xD

Estábamos las dos hablando justo el día antes de que yo me fuera para las Filipinas sobre qué haríamos (porque ella tiene que mudarse para el 22) y dos días después de volver, ayer, quedamos a las 11 de la mañana en Ikebukuro, donde está la oficina central de la Oak House (competencia de la tan famosa nº1 Sakura House y no sé por qué, porque la Oak House es mucho mejor) y preguntamos. Allí nos organizaron una visita en la casa (de la que habíamos visto ya planos y fotos) y nos enamoramos al momento.
"¿Para cuándo queréis el piso?" nos miramos y a la de una dijimos "Para hoy", la cara del hombre fue un poema.

En fin, esta es mi historia por ahora.

domingo, 15 de marzo de 2009

Hello ma'am! Are you happy?

Las Filipinas. Curiosidades (copiaré el estilo de la última entrada de Ali, numerando, que me hace gracia):

  1. Pese a que aquí en Tokyo hace frío (ya no tanto) allí hace un calor que te muereeees. En el piso de mi padre hay una piscina en el piso de arriba y allí tomábamos el sol. Era raro bañarte rodeada de edificios en un 30º piso xD
  2. Cuando sales y entras en los centros comerciales (nota: estaba en Makati, la zona "rica" de Manila) siempre hay dos guardias de seguridad que comprueban tus bolsos, un hombre y una mujer (al que iban hombres y mujeres, respectivamente, por si había que hacer una inspección). ¿Qué es lo que pasa? Que ni UNO se molestó en mirarme a la cara o abrir mi bolso. Podría haber estado llevando conmigo 20 granadas y 5 bombras de relojería y no hubiera pasado nada. En parte me alivia por todo esto de la intimidad, pero si el gobierno va a molestarse en poner a guardias de seguridad, al menos éstos deberían hacer su trabajo.
  3. Siempre que un filipino te habla, baja la cabeza y te llama "sir" o "ma'am" ("sir" si eres un hombre y "ma'am" si eres una mujer, no al azar xD) y eso me hacía sentir incómoda. No es como en los comercios japoneses donde, pese a que el cliente siempre tiene la razón y siempre se le hablará en keigo (lenguaje de respeto, muy, muy chungo) siempr mantenía su pose; a veces creo que eso faltaba.
  4. Adoro el "calamansi juice".
  5. Adoro Boracay, en serio, id a "google" y echad un vistazo.
  6. He leído varios libros: una recopilación de cuentos cortos, "El misterio de la cripta embrujada" de Mendoza (¡¡gracias Jose, me ha encantadoooo!!), otra recopilación de cuentos de Edogawa Ranpo (os la recomiendo, en especial a Paulins) y finalmente una ovela que estaba en el hotel que tomé prestado porque me quedé sin libros que leí en un día, Blue Diary de Alice Hoffman. Y me he comprado Brothers, un libro chino (no recuerdo el autor) best-seller y estoy a punto de acabármelo. Me encanta (L).
  7. La ropa es barataa (L)
  8. En Boracay, lugar muy, muy turístico que ha cambiado mucho en los últimos 8 años (la última vez que fui) siempre hay gente intentando venderte cosas xD Es atosigante.
Y no se me ocurre qué más.
Sobre el título, ocurrió un día en Boracay. Estábamos andando los tres, hablando y cachondeando con la gente. Mi padre estaba de muy buen humor, así que iba replicando (ej. "Sir, ¿quiere un masaje?" y él decía "No, ¿pero qué tal si te doy un masaje yo a ti?" y del palo) y me estaba yo partiendo la caja cuando de repente aparece un hombre y le dice a mi madre "Hello ma'am, are you happy? Do you want to smoke?" mi madre no lo entendió (porque parecía más bien un "jelou maam, aa yu jappi? Do yu guont tu smouc?") pero yo sí y me partía. Al final, cuando ya estábamos en la arena tumbadas me dice "¿Qué me dijo?" y se lo cuento, y casi me arrastra a buscarlo en busca de la marihuana prohibida xD

miércoles, 4 de marzo de 2009

Esto es increible... o___oUu

Estoy usando un teclado ingles, asi que no tengo tildes ni nada que corrija mi ahora terrible ortografia espanola (jaja, no tengo enyyyyee, asi que usare a "ny" a la catalana que casi todo el mundo entiende).

Estoy en las Filipinas, en un "internet Cafe" pijo y de mala muerte a la vez. Acabo de comprarme un iPod y tengo ganas de bajarme musica, aunque espero que no me pillen haciendo nada ilegal (que mal rollo) (en cuanto a ilegal, me refiero a bajandome musica xD nada "grave", pero quien sabe como se lo toma el gobierno de aqui, si es que les importa).

Digo pijo porque parece moderno, y los pcs no estan mal. Digo de mala muerte porque estoy rodeada de frikis que juegan al WW o algo.

En fin, me voy a poner musica.

PD. Al final se ha acordado que si que me ire a vivir con Rakel ^^

domingo, 1 de marzo de 2009

Home is where your honey is... Where's my honey?

Ayer fue un día blanco/negro.

La mañana fue increíblemente movidita. Primero me llamó Akiko pidiéndome si podía dejarle mi jabón de manos y de lavar platos, y subí y se los di. Luego va y me cuenta que es que Miki está muy enfermo, que se quedará mirando a ver cómo está y si la cosa empeora se lo llevará a urgencias. Le pregunto si necesita algo. Me pide que vaya a la farmacia (que está a cinco minutos) y le coja un medicamento que es para las náuseas.

Ah, y antes de salir me dice "Por cierto, nos mudamos en Mayo" y luego añade que lo mejor sería que me fuese buscando una resi o algo... como tenía prisa, decidí pensar en ello más tarde.

Justo cuando me voy para la farmacia empiezo a encontrarme bastante mal yo también, pero como tengo faena, decido que ya descansará cuando llegue a casa (además, por suerte o por desgracia, ya sabía qué era lo que me pasaba, ¿recordáis la última vez que tuve que ir al hospital? Pues eso mismo).
Le pedí al farmacéutico la medicina y me dice que no me lo puede vender porque es para mayores de 5 años, y Miki tiene 2. Así que la llamo y me dice que no pasa nada, y que gracias.

Llego a casa (no sé cómo, porque juraría que estuve a punto de desmayarme más de una vez) y ¡¡GRACIAS!! a que estaba mi madre, no tuvimos que llamar ninguna ambulancia ni nada. Me tomé un par de tranquilizantes y dormí hasta que se me pasó.

Cuando desperté ya estaba mejor, sino un poco alelada. Quedamos con Rakel (que acababa de salir de una entrevista de trabajo para modelo) y tomamos un café mientras mom hacía un par de compras. Luego se tenía que ir porque había quedado con unas amigas suyas y yo me quedaba en casa a descansar.

Estuve hablando con ella la posibilidad de irnos a vivir juntas. A ver si hay suerte, si le parece bien, si no, tendré que apañármelas de otra forma.

¿¡Where's my honey!?

PS. Añado esto al tag de "Dorama" porque visto así, sí que tiene pinta de sacado de la TV.