martes, 11 de noviembre de 2008

Días celebres en el mundo, y cómo lo ve Japón

Cuando llegué aquí el día 16 de septiembre a las 09.00 de la mañana... estaba demasiado cansada, así que ni me fijé.

Pero a medida que fueron pasando los días y superé el eterno JetLag, me percaté de que... todo a mi alrededor, en todo barrio importante de Tokyo (léase: Akihabara, Shinjuku, Shibuya, Harajuku) estaba envuelto en un precioso halo... naranja. Efectivamente, todos los escaparates tenían pequeñas figuras que parecían calabazas (niño calabaza x///D) por todas partes.

No estábamos ni a finales de septiembre, y ya se estaban preparando para Haloween.

Uno de mis dulces preferidos son, por supuesto, las galletitas con forma de Koala que se venden en la fiesta mayor de la UAB en las paradas de los clubes de manga... Que aquí hay a patadas y súper bien de precio. Y me sorprendió gratamente que ver que las ya baratas galletas estaban aún mejor de precio si seguían el patrón haloweedeño (aka: en vez de koalas normales y corrientes, iban vestidos de drácula, fantasmas... que los hacían aún más adorables que las galletas convencionales).

En fin, como pasa en todas partes, el tiempo fue pasando y a mediados de octubre...

¿Qué es esto? ¿Dónde fue a parar esa iluminación anaranjada? ¿Por qué lo que me rodea es de un color blanco y azul marino...? ¿Qué ocurre?

Señoras y señores: la Navidad.

Sí, yo me quedé igual. ¿NAVIDAD? Pero si aún no hemos celebrado Halloween, ¿qué demonios pinta la navidad en estas fechas? ¿Por qué hay árboles ya decorados? ¿Dónde fueron a parar las galletitas de halloween, porque veo ahora a Papá Noel y no al Conde Drácula?

Porque, repito, estábamos a mediados de octubre.

Y claro, para cuando llega el día 31 de octubre... digamos que Halloween ya no estaba de moda. Sí, claro, vi pasar a varios personos (error gramatical totalmente intencionado) vestidos de pollos, de Pikachu (Pokémon) y de Chopper (One Piece), la mayoría de ellos gaijin.

Las pocas decoraciones que quedaban el día 31 de octubre fueron silenciosamente removidas para dejar paso a las Navidades.

Sí, ahora Tokyo está totalmente decorado, como lo está Barcelona a principios de diciembre (vamos 8 horas adelantados... no un mes, gracias).

Eso hace que me plantee si acaso cuando estemos en diciembre ya no habrán más árboles de navidad, y más dragones para celebrar el año nuevo chino, y en enero las celebraciones del hanami...

2 comentarios:

Alison dijo...

Si es que todos los japos están tarados (y si no vean a nuestra blogger).
Quizás ese sea un pequeño defectillo de japón, que tienen que ir adelantados a los demás en TODO. De modo que, a mediados de noviembre, mi pequeña géminis, tengo que decirte ya: FELIZ 30 CUMPLEAÑOS XD (si ellos se adelantan, yo también, como unos 9 años y 7 meses).

Espero que este año en otakulandia te de más perspectiva sobre el mundo y que llegues a una razonable conclusión: resulta que los españoles no estamos tan tarados como creías, es sólo que te faltaba verlo desde otro ángulo.

Muchos besos, ¡y estudia!

Carolina Bensler dijo...

Alison tan agradable como siempre...

En fín, qué curioso!. Supongo que todo esto tendrá relación con el hecho de que es otra cultura y que además, a pesar de todo, esté aislada (y valga la redundancia), no sé si me explico xDD.
Pero nada mujer, a pasarlo bien!

Ahh, aquí las luces ya están colgadas hará un par o tres de semanas, pero aún no están encendidas.

Un besote!